Dos atentados con bomba reivindicados por el grupo yihadista (EI) causaron al menos 43 muertos y decenas de heridos en dos iglesias cristianas en , este es uno de los más sangrientos ataques de los últimos años se ha perpetrado contra los fieles de dicha religión.

Un kamikaze perpetró el ataque contra una iglesia de Alejandría en el que murieron 1*6 personas y 41 resultaron heridas*, según un último balance actualizado del ministerio de Salud. El individuo, que llevaba un cinturón de explosivos, se hizo estallar después de que la policía le impidiera entrar en la iglesia de San Marcos, indicó el ministerio del Interior.

El papa copto Teodoro II, que había asistido a las celebraciones del Domingo de Ramos en esa misma iglesia por la mañana, abandonó el templo antes de la explosión, según informó su secretario personal.

Horas antes, un primer atentado dejó 27 muertos y 78 heridos en la iglesia Mar Girgis de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, en el delta del Nilo.

Ese ataque se produjo en el interior de la iglesia, "en las primeras filas, cerca del altar, durante la misa", precisó a la agencia AFP el general Tarek Atiya, adjunto del ministro del Interior encargado de las relaciones con la prensa.

El balance de víctimas empeoró rápidamente, pasando de los 13 muertos anunciados en un primer momento a 27 muertos y 78 heridos, según el ministerio de Salud.

TAGS RELACIONADOS