Deudos e hinchas del club  Al Ahly celebran la sentencia. (AP)
Deudos e hinchas del club Al Ahly celebran la sentencia. (AP)

Al menos 22 personas murieron hoy en , debido a episodios de violencia protagonizados por manifestantes enfurecidos con la sentencia a muerte a 21 personas, por los actos violentos que dejaron 74 muertos hace un año en un estadio de fútbol de .

Para intentar contener la violencia, fueron desplegados vehículos para el transporte de tropas del Ejército y Policía Militar a dicha ciudad.

La agencia de noticias estatal citó a un general diciendo que los militares fueron enviados "para establecer la calma y estabilidad en Port Said y proteger las instituciones públicas".

Con los últimos datos, ya serían 31 los muertos en tres días de violencia en el país. Cientos de personas resultaron heridas en enfrentamientos con la Policía, que lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes, armados con piedras y algunos cócteles molotov.

Esta violencia ocurre un día después del segundo aniversario de la "revolución" que depuso al entonces presidente y cuya celebración estuvo marcada también por la violencia entre manifestantes y policías que dejó nueve muertos y 530 heridos, según fuentes médicas.

Este sábado, 22 personas –entre ellas dos policías– murieron y más de 200 resultaron heridas en Puerto Saíd, según el Ministerio de Sanidad.

Las muertes ocurrieron cuando los allegados de los condenados a muerte intentaron invadir la prisión en la que se encontraban estos últimos y se desató una gresca.

El próximo 9 de marzo, el presidente del tribunal dará a conocer la sentencia que afecta a los otros 52 acusados, entre ellos nueve policías, juzgados desde el mes de abril por su presunta responsabilidad en estos actos.

LO QUE PASÓ HACE UN AÑOEn febrero de 2012, 74 personas murieron en Puerto Saíd después de un partido de fútbol entre el gran club cairota Al Ahly y un equipo local, Al Masry.

Esta tragedia, la mayor del fútbol egipcio, ocurrió en el estadio de Puerto Saíd, después de que Al Ahly sufriera su primera derrota de la temporada frente a Al Masry (3-1).

Cientos de seguidores de Al Masry invadieron el campo y lanzaron piedras y botellas contra los de Al Ahly.

Los acusados negaron los cargos de asesinato intencionado y tenencia ilegal de armas que pesaban sobre ellos.