TJ Lane, el presunto autor de los disparos, era víctima del 'bullying' en su escuela. (Reuters)
TJ Lane, el presunto autor de los disparos, era víctima del 'bullying' en su escuela. (Reuters)

El saldo de víctimas fatales de los efectuados el lunes por un estudiante en un colegio secundario del estado de , subió a tres este martes después de que otro de los heridos falleciera en un hospital.

El joven Demetrius Hewlin falleció como consecuencia de las heridas recibidas el lunes durante el tiroteo que tuvo lugar en la cafetería del centro de estudios, informó el hospital MetroHealth.

"Estamos muy tristes por la pérdida de nuestro hijo y otros en nuestra comunidad de Chardon", señaló la familia en un comunicado. "Demetrius era un joven feliz que amaba la vida, a su familia y a sus amigos", agrega el comunicado.

Timothy McKenna, jefe de Policía de la localidad de Chardon, Ohio, había dicho en una conferencia de prensa unas horas antes que el adolescente Russell King murió también este martes tras haber resultado herido el lunes durante el tiroteo, en el cual había muerto otro estudiante, Daniel Parmertor, de 16 años.

Un estudiante identificado como TJ Lane abrió fuego el lunes en la cafetería de la escuela cuando los adolescentes se preparaban para entrar a clases. Lane se entregó luego a unos transeúntes que lo derivaron a las autoridades y será conducido ante un tribunal en esta jornada.

Los residentes de la pequeña localidad se preguntaban este martes qué habría llevado a un vecino adolescente a abrir fuego en la cafetería de la escuela secundaria. Sus compañeros describieron a Lane como un "marginado" que era víctima de acoso por parte de otros compañeros, y dijeron que había publicado advertencias en Twitter y mensajes alarmantes en Facebook.

Nate Mueller, un menor, describió cómo vio a uno de sus amigos sangrando encima de una mesa y a otro caído en el suelo sobre un charco de sangre antes de que un disparo le rozara la oreja. "Fue terrible", dijo Mueller a ABC News. "Había sangre, gente gritando, todo el mundo estaba corriendo en diferentes direcciones y tratando de salir", relató.

Un informe de la cadena de televisión WKBN había anunciado que tres heridos estaban en estado crítico tras ser alcanzados por los disparos. Dos de ellos son los que fallecieron este martes.

Mientras, la familia Lane emitió por su parte una declaración a través de su abogado en la que ofrece "muy sentidas y sinceras condolencias" a los Parmertor. "La familia está devastada", sostuvo el abogado Bob Farinacci, en un comunicado leído a una filial local de televisión NBC en Nueva York.

Una vigilia con velas está prevista para esta noche en una iglesia local y una red de consejeros estaban dispuestos para atender telefónicamente a las personas afectadas por el evento traumático.