Uno de los alumnos se desmayó luego de descubrir el relleno de los pastelitos. (Referencial/Internet)
Uno de los alumnos se desmayó luego de descubrir el relleno de los pastelitos. (Referencial/Internet)

Cansada de ser víctima de constantes burlas, una chica del décimo grado de una escuela de California, Estados Unidos, decidió vengarse de sus compañeros con rellenos de vello púbico, semen, pastillas medicinales e ingredientes vencidos.

La joven de 15 años, cuyo nombre no fue revelado, llevó una bandeja con estos pastelitos a su escuela, la Centennial High School de Bakersfield, para que los prueben sus acosadores. Incluso, uno de estos se desmayó, según el sitio WPTV.

El episodio se produjo el jueves pasado, según una testigo de la escena, quien describió cómo reaccionaron los alumnos al enterarse por boca de la chica que habían probado los cupcakes más nauseabundos de sus vidas.

La Policía de Bakersfield anunció esta semana que no se realizaron arrestos a raíz del episodio, pero los alumnos aseguraron a medios locales que ahora está prohibido llevar a la escuela alimentos preparados en las casas.