Tres personas resultaron heridas de bala en una manifestación en favor de la marihuana celebrada el ayer en , poniendo un abrupto fin a la primera celebración de un día festivo para la cultura de la droga blanda desde que su uso recreativo por los votantes del estado de Colorado.

Un hombre y una mujer recibieron disparos en la pierna y un joven fue rozado por una bala, pero no se teme por sus vidas, según dijo la policía de Denver en Twitter, que además busca a dos sospechosos de haber realizado los disparos, los cuales tuvieron lugar cuando acababa la marcha.

"Escuché cinco o seis disparos muy seguidos", dijo Cole Wagenknecht, de 27 años, que asistió a la manifestación en un parque céntrico de la capital del estado. "Por eso que supe que no eran petardos. Entonces todo el mundo empezó a gritar y a correr hacia un extremo del parque".

La manifestación fue una de las diversas actividades relacionadas con la marihuana, como clases de fabricación de hachís y de cocina con marihuana, que tuvieron lugar en Colorado el 20 de abril, dado que en la cultura de la droga "4/20" y "420" son sinónimos del consumo de marihuana.

El Gobierno federal considera la marihuana un narcótico peligroso e ilegal. Las autoridades estadounidenses han dicho que están estudiando cómo responder a las legalizaciones.

El ataque llega en un momento delicado para los activistas de la marihuana de Colorado, que siguen muy de cerca las propuestas de los políticos del estado sobre las leyes que regirán la venta de pequeñas cantidades de hierba a los mayores de 21 años. En noviembre, los votantes de los estados de Colorado y Washington se convirtieron en los primeros del país de la marihuana.