(Reuters)
(Reuters)

Tras el , las labores de rescate quedaron concluidas y ahora las autoridades se abocarán a las operaciones de reconstrucción.

Los rescatistas revisaron con perros rastreadores y reflectores los escombros en el suburbio de Moore en busca de sobrevivientes del desastre natural. Los trabajadores de emergencias auxiliaron a más de 100 personas entre las ruinas de casas, escuelas y un hospital.

Aunque los rescatistas expresaron su deseo de registras tres veces los edificios arrasados, las autoridades están cada vez más seguras que todos los afectados ya han sido encontrados y creen que las cifras oficiales se mantendrán en 24 muertos y 230 heridos.

"Tenemos la impresión de que en vez de tareas de rescate y búsqueda ya es la hora de la reconstrucción", comentó el alcalde de Moore, Glenn Lewis, a .

A pesar que el prometió que se por el tiempo que sea necesario, las autoridades deben responder con celeridad qué harán con las viviendas destruidas, cómo los niños continuarán el periodo escolar y cuánto costará la reconstrucción en total.