EEUU: Sube venta de armas tras masacre

En Colorado, estado en el que James Holmes perpetró matanza, se elevó hasta en 43% solicitudes para portar armamento en una semana.

Vendedores de armas en Colorado incrementaron pedidos de armas. (Reuters)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

La venta de armas está aumentando en Estados Unidos tras la matanza que perpetró James Holmes en un cine de Denver durante el estreno de la última película de 'Batman', pues los compradores temen que los políticos opuestos a tenencia de armas aprovechen la tragedia para buscar restricciones.

En Colorado, el escenario de la matanza que dejó 12 muertos, la venta de armas subió en los tres días siguientes al incidente. El estado aprobó controles de antecedentes personales de 2,887 personas que quisieron comprar armas de fuego, un 25% más que cualquier periodo promedio del viernes al domingo en 2012 y 43% más que en el mismo intervalo la semana anterior.

Dick Rutan, propietario de Gunners Den en Arvada (Colorado), dijo que los pedidos para la certificación de portación de armas escondidas "están por las nubes". Su curso de cuatro horas sobre seguridad en el manejo de armas, requerido para poder obtener dicha certificación, atrajo el doble de interés desde el viernes.

"Quieren tener la capacidad de protegerse a sí mismos y a sus familias si están en una situación como la que ocurrió en el cine", dijo Rutan. Las ventas de armas fluctúan día a día, pero las cifras también se ven elevadas también fuera de Colorado.

El condado King, que abarca la ciudad de Seattle, duplicó sus solicitudes para licencias de portación de pistolas escondidas que en el mismo período hace un año. Florida registró 2,386 controles de antecedentes personales el viernes, un 14% más que en la semana anterior.

Las ventas de armas en Oregónel viernes y sábado fueron 11% más que en el mes anterior. En California, los controles de antecedentes durante cuatro días se efectuaron 10% más que en el mes anterior.

Durante la década pasada, junio y julio han sido los meses más flojos para las ventas de armas, según datos del FBI.

Ir a portada