(AP)
(AP)

El presidente decretó que la bandera estadounidense ondee a media asta en todos los edificios públicos, misiones diplomáticas, así como bases y buques militares, hasta el 25 de julio, en señal de duelo por las víctimas de la masacre en un cine de Colorado.

El decreto de Obama fue difundido por la Casa Blanca poco después de su regreso a Washington desde Florida, donde por el tiroteo que dejó 71 víctimas, 12 de ellas muertas, y muchas en estado crítico.

El presidente estadounidense dijo que tomó esta decisión "en señal de respeto por las víctimas de los actos violentos perpetrados increiblemente (…) en Aurora", en Colorado, donde 12 personas resultaron muertas y 59 heridas, a manos del joven James Holmes (24), quien ingresó enmascarado a la sala de cine.

A su llegada a Washington, Obama tenía previsto analizar la matanza con su vicepresidente Joe Biden, el director del FBI, Robert Muller, y otros consejeros cercanos. Tanto él como su adversario republicano Mitt Romney suspedieron el viernes todos sus actos de campaña previstos.