John Kerry. (AP)
John Kerry. (AP)

El secretario de Estado norteamericano, , no prometió a sus homólogos de la (UE) que Washington vaya a esperar el informe de los inspectores de la antes de realizar un ataque militar contra , aunque manifestó su comprensión por ese deseo de los europeos.

Kerry no se refirió al deseo de esperar a que los inspectores presenten su informe en la ONU, dijo el ministro del ramo alemán, Guido Westerwelle, tras el encuentro de jefes de la diplomacia de la UE y Kerry en Vilna (), que ostenta la presidencia de turno de la UE.

"Creemos que ahora deliberará también con el presidente estadounidense" . Westerwelle apuntó a esperar la declaración anunciada por el mandatario para el próximo martes.

Según un representante del Departamento de Estado de EEUU, Kerry "indicó que daría cuenta ante el equipo (del Consejo) de seguridad nacional (gabinete de política extranjera de la ) de las recomendaciones de algunos de los miembros de la UE de esperar los resultados de la inspección de la ONU".

Pero el jefe de la diplomacia estadounidense "también dijo claramente que Estados Unidos no decidió esperar" este informe ante una posible actuación.

En otro momento en la cumbre en Vilna, Kerry también agradeció el "mensaje fuerte" de los ministros de Exteriores de la UE sobre Siria y la necesidad de hacer responder a los responsables del uso de armas químicas.

"Estoy muy agradecido por la declaración que salió del encuentro de hoy respecto a Siria", dijo Kerry en una breve aparición ante los periodistas, en la que no aceptó preguntas, tras reunirse con los responsables de Exteriores comunitarios en Vilna.

Al término de ese encuentro, los 28 señalaron –tal y como viene haciendo Washington– que existen evidencias que apuntan a la responsabilidad del régimen de en el supuesto ataque químico del pasado 21 de agosto y apoyaron darle una "respuesta clara y contundente", según explicó la alta representante de la UE, .

anunció hoy su apoyo a en el marco del por once países en favor de una "fuerte respuesta internacional" tras el uso de armas químicas en Siria, después de haber escuchado las posturas del resto de socios de la UE.

Así lo indicó Westerwelle, quien aseguró que si Berlín no apoyó ayer ese documento fue únicamente porque antes quería discutir el asunto a escala europea con los países no representados en la cumbre de San Petersburgo.

"Esta es una tradición de Alemania, siempre creemos que Alemania debe ser el abogado de los países más pequeños en la UE, que no tienen oportunidad de participar en el G20", explicó el ministro alemán.