(Reuters)
(Reuters)

El presidente de la (NRA) de Estados Unidos, David Keene, dijo hoy que está a favor de que los compradores de armas de fuego sean sometidos a controles más estrictos y a revisión de sus antecedentes, pero se mostró en contra del énfasis puesto para "prohibir la venta de determinadas armas", como rifles de asalto.

En una entrevista con la CBS, Keene dijo que "la verdadera cuestión que hay que resolver no es qué debemos hacer acerca de las armas, sino cómo hacer más seguras nuestras escuelas".

La NRA es objeto de escrutinio después del ataque contra una escuela primaria en Newtown, Connecticut, que .

Keene dijo que las autoridades deberían prestar atención "a un sistema de salud mental completamente deteriorado en este país" si desean poner fin a la violencia con las armas.

Agregó que su organización ha dado "por lo general, apoyo" a los controles de antecedentes más estrictos.

Ayer, el presidente estadounidense Barack Obama para ser discutidas en el Congreso, donde se analizará endurecer las medidas para prohibir los cargadores de alta capacidad de más de 10 balas y las balas de alta perforación.

USAN A LAS HIJAS DE OBAMAKeene defendió también el haber usado la figura de las hijas del mandatario estadounidense en una publicidad en su web, donde critica las recientes decisiones del gobierno sobre control de armas.

En el video publicado el martes, la NRA se pregunta por qué Obama es "escéptico con respecto a poner guardias armados en las escuelas cuando sus hijas están protegidas por guardias armados en su escuela".

"¿Son los hijos del presidente más importantes que los suyos?", cuestiona el máximo representante del poderoso gremio que ejerce fuertes influencias en lás más altas esferas de Washington.

El mensaje fue fuertemente criticado por romper una regla tácita en EEUU: los hijos de un presidente están fuera de los límites de las críticas y no se toman como tema de discusión política. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, lo calificó como "repugnante y cobarde".