(Reuters)
(Reuters)

fue elegido hoy oficialmente por el Partido Republicano como su candidato a la Presidencia de EEUU en las elecciones que se celebrarán el 6 de noviembre.

Los delegados presentes en la Convención Republicana anunciaron, estado por estado, sus votos y dieron la mayoría suficiente, como estaba previsto, al exgobernador de Massachusetts, así como a su candidato a la vicepresidencia, el congresista por Wisconsin .

Romney, de 56 años, ve culminado el sueño de acceder a la nominación, después de fracasar en 2008 y haber tenido que superar esta vez una larga campaña de primarias en la que se enfrentó a una decena de rivales dentro del partido.

En la votación de hoy todavía uno de esos contrincantes, el ultraliberal y antibelicista , se resistió a darle el apoyo.

Está previsto que Romney se dirija a la Convención el jueves por la noche, con un discurso en el que aceptará la nominación y expondrá su estrategia para devolver la Casa Blanca a los republicanos.

A lo largo de la jornada de hoy, los participantes pusieron el énfasis en la necesidad de derrotar al presidente , un político que no es apto, según ellos, para arreglar la economía.

APRUEBAN PLAN EN CONTRA DE INMIGRANTESLos líderes republicanos aprobaron hoy por aclamación la plataforma de Gobierno de su partido, con una "visión conservadora" que prohíbe el aborto, se opone a los matrimonios homosexuales y apoya un muro en la frontera sur.

La plataforma de 62 páginas, elaborada la semana pasada, fue aprobada por los miles de delegados congregados en el segundo día de una acortada Convención en Tampa.

Entre otros elementos, el documento propone una enmienda constitucional para prohibir el aborto sin excepción alguna; una reforma que "simplifique" el sistema tributario, y promueva su transparencia; una reducción del gasto fiscal; una reforma del sistema de "Medicare" para ancianos y jubilados, y su oposición a los matrimonios homosexuales.

En el campo de inmigración, el documento apoya que se complete un muro en la frontera del suroeste de EEUU, una ampliación del programa de visas para extranjeros con títulos de posgrado en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Asimismo, aunque reconoce las "contribuciones vitales" de los inmigrantes legales a "todos los aspectos de nuestra vida nacional", la plataforma también promete combatir la inmigración ilegal, por considerar que esta "socava" los beneficios y "afecta a los trabajadores estadounidenses".