(Reuters)
(Reuters)

En el ojo de la tormenta. Una joven candidata de un concurso de belleza se convirtió en la nueva víctima de las preguntas que realiza el jurado en este tipo de eventos.

La Miss Utah, , respondió con silencios prolongados, titubeos y frases incoherentes cuando fue consultada sobre la desigualdad de sueldos entre hombres y mujeres, durante el concurso Miss USA, realizado anoche en Las Vegas.

La interrogante que le formularon era: "Un reporte reciente muestra que en el 40% de las familias estadounidenses con hijos, las mujeres son las principales generadoras de ingresos, pero siguen ganando menos que los hombres. ¿Qué refleja esto de nuestra sociedad?".

La joven de 21 años respondió: "Creo que podemos relacionar esto con la educación, y cómo seguimos tratando de luchar…(pausa)…para…(pausa)", y luego se quedó totalmente en blanco.

Tras un prolongado silencio prosiguió: "de entender cómo crear trabajos ahora. Ese es el mayor problema. Y creo que especialmente los hombres son…vistos como los líderes de esto, así que necesitamos ver cómo…creamos la educación mejor, para que podamos resolver este problema. Gracias".

Ello le valió ser duramente criticada en las redes sociales. Sin embargo, recibió el respaldo de Donald Trump, organizador del certamen quien la justificó diciendo que cualquiera puede perder la secuencia de lo que dice. Su respuesta, además, le valió adjudicarse la cuarta posición en el certamen, donde claramente, lo que primó fue la belleza.