(Reuters)
(Reuters)

El secretario de Defensa de Estados Unidos, , decidió suprimir la prohibición contra las mujeres en puestos militares de combate, una medida que podría generar miles de trabajos, dijo un destacado funcionario del Pentágono que habló en condición de anonimato con Reuters.

La decisión tuvo una buena acogida por parte del senador , quien encabeza el Comité de Servicios Armados del Senado. Dijo que reflejaba la "realidad de las operaciones militares del siglo XXI" y por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que presentó una demanda en noviembre buscando forzar al Pentágono a poner fin a la prohibición.

"Este un paso histórico para la igualdad y para reconocer el rol que tienen las mujeres, y que continuarán teniendo, en defensa de nuestra nación", dijo la senadora Patty Murray.

La decisión, que sería anunciada el jueves, dará a los servicios militares hasta el 2016 para que busquen una exención si creen que algún trabajo debería permanecer cerrado para las mujeres, dijo el funcionario. El cambio regiría de forma progresiva.

La decisión anula una medida de 1994 que prohíbe que las mujeres sirvan en pequeñas unidades de combate.

La medida llega casi un año después de que el Pentágono presentara una política que creó 14,000 trabajos para mujeres, pero continuó prohibiendo su presencia en unidades de infantería, armada y operaciones especiales cuya función principal era en el frente de combate.

Aproximadamente un 2% de los muertos de estadounidenses en Irak y Afganistán han sido mujeres. Unas 280,000 mujeres han sido destinadas a zonas de guerra en la última década, un 12 por ciento del total de militares desplegados.