(AP)
(AP)

Un fiscal de distrito del , en Texas (EEUU), y su esposa fueron encontrados muertos a tiros en su casa, dos meses después de que uno de sus ayudantes fuera asesinado, informó hoy la Policía local.

Agentes descubrieron el sábado los cadáveres del Mike McLelland y de su cónyuge, Cynthia, en su domicilio de la localidad de Forney, según Justin Lewis, un portavoz de la oficina del alguacil del condado de Kaufman, encargada de las investigaciones.

La Policía no ha dado más detalles sobre las circunstancias de las dos muertes, pero fuentes citadas por la cadena ABC señalan que la puerta de la vivienda de las víctimas había sido forzada.

El hallazgo de los cadáveres se ha producido dos meses después de que Mark Hasse, un fiscal asistente que trabajaba a las órdenes de McLelland, fuera asesinado a tiros en un estacionamiento.

Los investigadores barajan la posibilidad de que una pandilla supremacista blanca llamada Hermandad Aria de Texas esté involucrada en el crimen.

Además, también se indaga si el asesinato de Hasse está conectado con el del jefe del Departamento de Prisiones del estado de Colorado, Tom Clements, quien murió el pasado 19 de marzo en la puerta de su casa tras recibir varios disparos.