Así quedó la casa donde vivía la víctima. (@CarolynGusoff)
Así quedó la casa donde vivía la víctima. (@CarolynGusoff)

Un bebé de dieciocho meses murió hoy y otras catorce personas resultaron heridas, al menos tres de ellos de gravedad, por una explosión en una vivienda de (Nueva York), que terminó reducida a escombros.

El menor fallecido era una de las personas que se encontraban en una vivienda en el , que explotó poco antes del mediodía (4:00 GMT), según recogen diferentes medios locales.

Los heridos, entre los que se encuentran los padres del niño fallecido, fueron llevados a diversos hospitales de la zona para ser atendidos por intoxicación con humo.

Parte de la ropa de las víctimas quedó colgada de las ramas de un árbol, a unos nueve metros de altura, debido a la fuerza de la explosión, que causó daños a otras residencias y, que de acuerdo con los bomberos, podría estar relacionada con una fuga de gas.

"Fue una explosión potente", dijo el subjefe de la Policía del condado de Suffolk, John Meehan, en declaraciones al diario digital .