(Internet)
(Internet)

Una enfermera del centro médico de la Universidad de Toledo, en el estado de () tiró a la basura un riñón sano que debía ser trasplantado. Los representantes de la clínica explicaron que órgano acabó en un basurero por equivocación.

Todo empezó cuando el cirujano que extraía un riñón a un paciente vivo para luego trasplantárselo a su hermana mayor, pasó el órgano a la enfermera que, por razones que no aún no se esclarecen, lo botó con otros desechos biológicos.

Los médicos se dieron cuenta de lo ocurrido una hora después. Sacaron el riñón del basurero y lo intentaron reanimar, pero no lo consiguieron. La enfermera que desperdició el órgano extraído fue suspendida de empleo y sueldo, informó el diario .

El riñón es el órgano que más se trasplanta en EEUU. En 2011, se realizaron 16,816 trasplantes, 648 de los cuales se realizaron en el estado de Ohio.

En 2011 fallecieron 4,711 pacientes en espera de un trasplante de riñón en EEUU. Ahora hay 92,841 pacientes esperando una intervención de este tipo.