(Reuters)
(Reuters)

El secretario de Estado estadounidense, , anunció en una conferencia de prensa que proveerá US$60 millones de ayuda no letal, "para apoyar los esfuerzos de la coalición opositora siria en los meses venideros".

"Habrá una ayuda directa" a los rebeldes del Ejército Sirio Libre en forma de "asistencia médica y comida", prometió después de celebrarse la reunión con los "Amigos de Siria", en Roma.

Esta cantidad, agregó Kerri, se sumará a los US$50 millones que ya ha dado a los activistas sirios para facilitar las comunicaciones en el interior del país.

Indicó además que el dinero prometido por la administración estadounidense podrá ser utilizado "para reconstruir las áreas destrozadas por los bombardeos y dar servicios a las áreas liberadas y mantener la estabilidad y conducir a Siria al Estado de derecho"

El funcionario, que por primera vez se reunió con el líder de la coalición opositora siria Ahmed Moaz al Jatib, dijo también que su país está "en favor de una solución política" al conflicto entre los insurgentes y el Gobierno, que dura ya casi dos años.

"La coalición de la oposición puede llevar exitosamente a cabo una transición pacífica", estimó Kerry, actualmente de gira por Europa.

Poco antes, los once países de la conferencia de "Amigos del pueblo sirio", en la que participaron nueve ministros de Relaciones Exteriores, entre ellos el italiano Giulio Terzi, el británico William Hague y el turco, Ahmet Davutoglu, prometieron brindar "más apoyo político y material a la Coalición (nacional siria), representante único y legítimo del pueblo sirio, y aportar más ayuda concreta al interior de Siria".