Defienden polémicos programas. (EFE)
Defienden polémicos programas. (EFE)

Funcionarios de Inteligencia de Estados Unidos aseguraron al Senado que los programas de espionaje electrónico y telefónico han permitido frustrar "docenas de tramas terroristas" dentro del territorio estadounidense y en más de 20 otros países.

Según informó hoy el diario The Wall Street Journal, la oficina del Director Nacional de Inteligencia (DNI) proporcionó este fin de semana al Comité de Inteligencia del Senado un documento que amplía la información sobre los dos controvertidos programas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

El documento no identifica cuáles son los 20 países en los que la vigilancia de la NSA ha sido crucial para disolver intentos de ataque, y cita sólo un caso, el del intento de atentado del afgano Nayibullah Zazi en el metro de Nueva York en septiembre de 2009.

La inteligencia de EE.UU. aseguró además que los registros telefónicos de estadounidenses que se recopilan gracias a acuerdos como el de Verizon sólo se revisan en un número limitado de casos.

En 2012, por ejemplo, se revisaron menos de 300 registros telefónicos de estadounidenses, algo que sólo se hizo en los casos en que esos datos estaban "asociados con organizaciones terroristas extranjeras específicas". Asimismo, indicaron que la información se destruye cada 5 años

El objetivo del programa es "enfrentar la relación entre los esfuerzos terroristas domésticos y extranjeros que quedaron expuestos en los ataques del 11 de septiembre de 2001", según la inteligencia estadounidense.

LA POLÉMICAEl programa de vigilancia de la NSA causó polémica después de que The Guardian revelara la existencia de una orden secreta que forzaba a Verizon a remitir a la agencia los registros diarios de millones de sus clientes, un acuerdo que también existe con otras dos grandes operadoras, AT&T y Sprint.

La NSA tiene además un segundo programa, conocido como PRISM, que le da acceso a los servidores de nueve compañías de Internet, entre ellos Google, Facebook o Microsoft, según The Guardian.

Los legisladores del Comité de Inteligencia del Senado tratarán de conseguir una lista completa de los ataques supuestamente frustrados en más de 20 países gracias a estos programas a partir de este lunes, según el diario neoyorquino.

ATENTADO EN NUEVA YORKEn cuanto al caso del intento de atentado en el metro de Nueva York, el documento explica que la NSA captó una comunicación entre un sospechoso de terrorismo en Pakistán y una persona desconocida en EEUU y envió esa información a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que identificó al segundo individuo como Zazi.

La NSA buscó el número de teléfono de Zazi en la base de datos y pudo así dar con el contacto de uno de sus ayudantes y confirmar otra información sobre él, señala el documento.

"Este éxito fue sólo uno de muchos en los que hemos empleado los recursos combinados de estos programas, junto a otros, para proteger a los estadounidenses", afirmaron.