(USI)
(USI)

El canal de noticias se mostró "escandalizado" tras conocer que su corresponsal jefe en Washington, James Rosen, fue víctima de espionaje oficial en 2010 por dar a conocer "información clasificada" sobre el régimen norcoreano.

El diario , en su edición dominical, reveló que el Departamento de Justicia y el FBI accedieron a los correos electrónicos de Rosen con el objetivo de conocer la identidad de su fuente, un exasesor del Departamento de Estado que le facilitó información sobre un ensayo nuclear que estaba preparando.

La fuente es el exfuncionario Stephen Jin-Woo Kim, que está siendo investigado bajo la llamada Ley de Espionaje. Según el medio estadounidense, el FBI obtuvo la orden judicial para vigilar el mail del periodista de Fox News pues éste era "por lo menos, cómplice o colaborador" delictivo.

"Estamos escandalizados al conocer que James Rosen fue tratado como un conspirador delincuente por hacer simplemente su trabajo", indicó en un comunicado Michael Clemente, vicepresidente ejecutivo de Fox News. "Es sencillamente escalofriante. Defenderemos sin reservas su derecho a operar como miembro de lo que hasta ahora ha sido la prensa libre", agregó.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, insistió hoy en que el presidente defiende y valora la protección de la libertad de expresión, pero aseguró que "es muy importante que las filtraciones (de información clasificada) no se toleren".

La revelación sobre este espionaje a Fox, canal conservador muy crítico con Obama, se da una semana después de a los periodistas de la agencia de noticias Associated Press.