Grupos organizados se oponen a esta ley. (AP)
Grupos organizados se oponen a esta ley. (AP)

Una victoria a medias. La Corte Suprema estadounidense rechazó la mayor parte de la controvertida ley antiinmigrantes de Arizona, que facultaba a los estados del país legislar en materia de migración.

Esta decisión es un triunfo político para la gestión de , que a puertas de las elecciones ha manifestado su intención de luchar .

Sin embargo, el tribunal avaló la polémica clausula que permite a cualquier policía de Arizona verificar la documentación de un individuo si se sospecha que este podría ser ilegal, lo que, según sus detractores, dará licencia a la discriminación racial en este estado.

La ley SB1070, promulgada por la gobernadora republicana Jan Brewer en abril de 2010, despertó el más agudo rechazo de los grupos pro migrantes en . El caso de esta ley llegó ante el Tribunal Supremo porque Brewer impugnó la decisión de otros tribunales de bloquear las partes más polémicas de la ley estatal.

El fallo del Tribunal Supremo se produjo después de que el pasado 15 de junio, la administración de Obama indocumentados de hasta 30 años de edad que entraron a EEUU cuando eran menores.