(USI)
(USI)

La Alcaldía de Nueva York canceló el tradicional maratón que iba a realizarse el domingo a raíz de la dura situación en la que se vio sumida la ciudad por el ciclón 'Sandy', tras una agria polémica desatada por la decisión inicial de mantenerlo.

"Hemos decidido cancelar el maratón de Nueva York. New York Road Runners (organizadores de la carrera) brindará información adicional en los próximos días a los participantes", informó la Alcaldía en un comunicado.

El alcalde quería mantener la celebración de la tradicional carrera, pero en las últimas horas las críticas se multiplicaron ya que cientos de miles de habitantes de la ciudad siguen privados de luz, calefacción y agua.

Unas 47.000 personas de todo el mundo, que ya reservaron y pagaron por adelantado para participar, iban a correr el maratón el domingo desde el puente Verrazzano, que une Staten Island y Brooklyn, justamente dos de los distritos más afectados por 'Sandy'. Es la primera vez en sus 40 años de historia que la carrera se cancela.

Bloomberg pretendía llevar adelante el evento aduciendo que su antecesor, Rudy Giuliani, hizo lo mismo tras los atentados del 11 se setiembre de 2001, aunque varias semanas después del trágico acontecimiento, dado que el maratón se corre en el primer fin de semana de noviembre.

"Si recuerdan el 11-S, creo que Rudy tomó la decisión correcta de organizar el maratón. Hay que avanzar y hacer cosas. Se puede lamentar, llorar y reír, todo al mismo tiempo", afirmó horas antes la autoridad.

Según los organizadores, el maratón aporta unos 340 millones de dólares a la ciudad.

"Lo mejor para Nueva York y para el futuro del maratón, desafortunadamente, es dejarlo. Este no es el momento ni el año para correrlo", dijo Mary Wittemberg, presidente de New York Road Runners.