(Google)
(Google)

Debe haber sido la del Congreso estadounidense más impopular de los últimos tiempos, pero eso no impidió que los votantes convalidaran el firme control de los republicanos en ese recinto.

Más de 18 miembros de la Cámara de ambos partidos que buscaban la reelección fueron derrotados, de acuerdo con resultados disponibles esta mañana.

Satisfecho, el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, dijo a los seguidores que él y sus compañeros republicanos habían "ofrecido soluciones y el pueblo estadounidense quiere respuestas, y esta noche (anoche) contestó renovando nuestra mayoría republicana en la Cámara".

Si bien Boehner sostuvo que trabajará con "cualquier socio que tenga voluntad", advirtió a los opositores políticos que él continuaría combatiendo las iniciativas demócratas para elevar los impuestos a los ricos.

Debido a que los republicanos mantienen el control de esta Cámara, el reelecto presidente necesita desesperadamente un jefe del Tesoro con gran capacidad negociadora, para recortar el déficit en un Congreso políticamente fracturado.

SENADOLos demócratas retuvieron la mayoría del Senado por un estrecho margen y arrebataron a los republicanos escaños en e , además de revertir millonarias contiendas en Virginia, , y a fin de continuar con el control que mantienen desde el 2007.

Con un tercio de los escaños del Senado en la contienda de reelección, los republicanos sufrieron reveses por errores de sus candidatos, como en Misuri e Indiana, donde emitieron sobre violaciones y el aborto, que perjudicaron marcadamente sus posibilidades y la esperanza de su partido de obtener la mayoría.

Los demócratas retuvieron puestos en Virginia, Wisconsin y Nuevo México, y llevaban ventaja en Dakota del Norte después de la medianoche. El único curul que ganaron los republicanos fue donde Deb Fischer le negó al senador Bob Kerrey la posibilidad del volver al Capitolio.

MÁS LATINOSLos hispanos alcanzaron una representación sin precedentes en el Congreso de Estados Unidos al elevar a tres la cantidad de senadores y a 26 en la Cámara de Representantes.

El republicano Ted Cruz hizo historia al convertirse en el primer latino en representar a Texas en el Senado, donde se reunirá con otros dos cubano-estadounidenses: su colega de partido Marco Rubio y el demócrata Bob Menéndez, quien obtuvo su primera reelección.

El demócrata Richard Carmona, exdirector nacional de Salud Pública durante el mandato de , fracasó en su intento por convertirse en el cuarto senador hispano al caer tras una reñida competencia en frente al representante republicano Jeff Flake, que reemplazará al también republicano Jon Kyl.