(Internet)
(Internet)

Las autoridades estadounidenses se disponen a moderar las restricciones a los pasajeros en el uso de artefactos electrónicos para escuchar música, jugar, leer y ver películas y usar computadoras durante el abordaje, despegue y aterrizaje de aviones.

Una comisión asesora formada por representantes del sector y los sindicatos debe formular las recomendaciones el próximo mes a la Agencia Federal de Aviación ( por sus siglas en inglés) para moderar ciertas prohibiciones a los aparatos electrónicos.

Sin embargo, la agencia dijo hoy en un comunicado que ha prorrogado el plazo hasta setiembre debido a que los miembros de dicho grupo especializado pidieron más tiempo para terminar la evaluación de si es seguro eliminar tales impedimentos.

"La FAA reconoce que los consumidores están sumamente interesados en el uso de dispositivos electrónicos personales en los aviones comerciales; por eso es que hemos encomendado a un grupo del representantes del gobierno y el sector que estudien los asuntos de seguridad y la posibilidad de un cambio en las restricciones en vigencia", expresó la misiva.

La FAA está bajo presión de las autoridades y la opinión pública para que alivie las restricciones porque cada vez más personas usan libros electrónicos, reproductores de música y video, teléfonos multiusos y laptops.

El uso de estos dispositivos está prohibido cuando los aviones se encuentran a menos de 3,000 metros de altura por temor a que generen interferencia electromagnética y afecten los sistemas críticos del avión. Pero la evidencia de la potencial interferencia no es muy clara.

También está prohibido el uso de teléfonos celulares, internet y otras trasmisiones, y no se prevé que esas restricciones se eliminen. El uso de los móviles para hacer llamadas telefónicas es regulado por la Comisión Federal de Comunicaciones y existe la preocupación que si se hacen llamadas desde aviones que vuelan a alta velocidad eso podría provocar dificultades técnicas con la recepción de los celulares en tierra. De igual manera, existe el factor de la posible molestia, que los pasajeros podrían sentirse incómodos si escuchan a otros pasajeros hablando por teléfono.

El diario The Wall Street Journal informó hoy que un borrador de un informe de la comisión asesora indica que sus 28 miembros habían logrado un consenso para suspender algunas de las restricciones.