El presidente de Estados Unidos, , aceptó el jueves oficialmente la candidatura del partido demócrata ante la aclamación de una multitud, a la que advirtió que la recuperación del país no será "fácil" si es reelecto el 6 de noviembre frente a su rival .

"Acepto su investidura para el cargo de presidente", afirmó Obama después de subir al podio presentado por su esposa, Michelle, a quien besó en la boca, arrancando ovaciones de las al menos 15,000 personas presentes en el Timer Warner Arena de Charlotte (), donde cerró la Convención Nacional Demócrata.

Antes del mandatario, el vicepresidente también aceptó la investidura del partido para la reelección, en un discurso donde defendió el programa para la clase trabajadora estadounidense y atacó sin contemplación al rival republicano.

La elección del 6 de noviembre será "la más decisiva" para toda una generación, dijo Obama, interrumpido varias veces por el público que pedía "cuatro años más" mientras ondeaba banderas de EEUU y alzaba carteles que decían "Gracias".

"En los próximos años se tomarán grandes decisiones en Washington, sobre el empleo y la economía, los impuestos y los déficits, la energía y la educación, la guerra y la paz, decisiones que tendrán consecuencias enormes sobre nuestras vidas y las de nuestros hijos" en décadas, añadió Obama, quien recordó que sus compatriotas lo eligieron en 2008, entre otras cosas, para decirles "la verdad".

"Nuestros amigos en la (celebrada la semana pasada) estaban encantados de hablar de todas las cosas equivocadas en Estados Unidos. Pero no tenían mucho que decir a la hora de aclarar cómo las mejorarían", dijo.

Antes de que Obama terminara su discurso con una lluvia de confeti y acompañado por toda su familia, incluidas sus dos hijas y su suegra, Romney envió un comunicado sosteniendo que el presidente "ofrece más promesas, pero no ha cumplido las que hizo hace cuatro años", por lo que es hora de "cambiar de dirección".

Pero el jefe de Estado recordó a sus seguidores que prometió "que acabaría la guerra en Irak y cumplí". "Prometí centrarme en los terroristas del 11-S. Cumplí. Hemos detenido el empuje talibán en Afganistán, y esa guerra acabará en 2014. Una nueva torre se alza en Nueva York, Al Qaida será derrotada y ha muerto".

ESTRELLAS APOYAN A OBAMAUn gran número de estrellas políticas y del entretenimiento subieron al podio para pedir el voto por Obama, entre ellas las actrices Eva Longoria y , además de Caroline Kennedy, hija del expresidente estadounidense John F. Kennedy.

El cantante de origen puertorriqueño interpretó el himno nacional, la reina del R&B Mary J. Blige puso a bailar al público y la banda de rock ofreció el tema My hero para una noche de proselitismo demócrata.