(Reuters)
(Reuters)

El número de muertos por el huracán 'Sandy' ascendió a 76, según informó hoy la cadena de noticias , mientras miles de personas en la costa este de continúan sufriendo las consecuencias del mortífero ciclón.

Por segunda vez en el día, CNN actualizó la cifra de víctimas, que hasta hace pocas horas se ubicaba en 76. Entre los fallecidos se encuentran muchas personas que figuraban como desaparecidas, explican.

La televisora NBC informó que en (Nueva York) se hallaron los cuerpos de dos niños, de dos y cuatro años. Al parecer, los menores fueron arrancados de los brazos de su madre al paso de 'Sandy', señala la fuente.

Solo en fallecieron 37 personas, muchas a causa de la caída de árboles en la calle o sobre sus viviendas. Por su parte, una joven de 23 años murió electrocutada por un cable caído y un policía de 28 años logró salvar a siete personas antes de morir ahogado en un sótano al intentar otro rescate.

En algunas partes de la 'Gran Manzana' aún no se ha restablecido la energía eléctrica y muchos sitios continuaban sin calefacción, agua potable o servicio telefónico, mientras que en otras partes de la ciudad la vida comienza a normalizarse lentamente.

Los tres aeropuertos más importantes de la ciudad volvieron a operar. También los autobuses y el metro comenzaron a funcionar nuevamente, mientras que numerosas tiendas, museos y teatros volvieron a abrir sus puertas.

El alcalde anunció que podían continuar las obras realizadas por su gestión y que los parques y plazas de juegos abrirían el fin de semana. Asimismo, el burgomaestre defendió la realización este domingo de la , pese a numerosas críticas.

"Es un acontecimiento grandioso para Nueva York", señaló Bloomberg la noche del miércoles después de que la organización cancelara los primeros eventos del evento. Según un estudio, la maratón genera un total de US$340 millones de ingresos para la ciudad.

"Cada uno de los que hemos perdido (por el huracán 'Sandy') hubiese querido que los supervivientes siguiéramos haciendo cosas por la economía y la ciudad", añadió la autoridad edilicia en una conferencia de prensa.

Los daños ocasionados por el huracán podrían alcanzar los US$50,000 millones, según estimó la consultora de riesgos Eqecat con base en Oakland. De acuerdo con sus cálculos, el sector de seguros deberá afrontar con pagos entre US$10,000 y US$20,000 millones, mientras que el daño económico asciende a entre US$30,000 y US$50,000 millones.

Los daños fueron significativamente mayores que en una tormenta de categoría 1, explicó la compañía estadounidense, que también hizo hincapié en las pérdidas que ocasionó el cierre del metro o de túneles en las carreteras.