Miles de peces y demás especies marinas aparecieron estos días en las playas de la costa suroeste de en Estados Unidos por la 'marea roja', como se denomina a la contaminación por una microalga, la 'Karenia Brevis', que también provoca consecuencias graves en el turismo.

Al menos siete condados de la península de Florida se han visto afectados de forma persistente por la floración de la marea roja, señaló la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida. 

La marea roja se produce casi anualmente en estas costas del Golfo de México y ha sido un fenómeno natural durante siglos, pero, según dicen habitantes y turistas a los medios, nunca había sido tan intensa como ahora.

La mayor concentración de marea roja se registra en los condados de Sarasota, Charlotte, Lee y Collier, pero en el de Pinellas, más al norte, también proliferan estas tóxicas microalgas.

Millares de peces, centenares de tortugas y hasta algún manatí han aparecido muertos en estas playas consideradas entre las mejores del mundo por la calidad de sus arenas blancas y mar azul.

Imágenes aéreas tomadas hoy por el canal 13 de la cadena Fox muestran una semi desierta Siesta Key Beach, una de las favoritas de los turistas, siempre en los primeros puestos de las clasificaciones de mejores playas de Estados Unidos, con peces muertos en la orilla y dentro del mar.

El mar, donde no se ve un solo bañista, presenta un inquietante color entre rojo y marrón en la zona cercana a la orilla que contrasta con las blanquísimas arenas de esta larga playa.

Medios locales indicaron que cuadrillas y camiones de limpieza están trabajando hoy en las playas de los condados afectados para eliminar la maloliente presencia de peces muertos, pero en ese vídeo en particular no se ve que haya gente realizando esas tareas.

Los expertos apuntan que una cantidad excesiva de nutrientes procedentes del interior de Florida que a través de los ríos descargan en el Golfo de México pueden hacer que este año sea "más persistente la presencia de algas".

El exceso de algas absorbe grandes cantidades de oxígeno en el agua y, como consecuencia, destruye la vida marina por asfixia, recogió el diario Naples News-Press.

Informes sobre la marea roja de noviembre de 2017 contabilizaron hasta 400 tortugas varadas y muertas en las playas de los condados de Lee, Collier, Charlotte y Sarasota, agregó este rotativo.

El capitán Wayne Genthner, que posee una compañía de excursiones en barco para mostrar la rica vida marina de la zona, dijo a un canal de televisión local que sus contrataciones para este verano por parte de turistas europeos han bajado más de un 50 %.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS