Donald Trump no logró alcanzar un acuerdo con demócratas sobre el presupuesto para el funcionamiento del Gobierno (Efe).
Donald Trump no logró alcanzar un acuerdo con demócratas sobre el presupuesto para el funcionamiento del Gobierno (Efe).

El presidente de EE.UU., Donald Trump, acusó a la oposición demócrata de provocar el cierre parcial del Gobierno, en el día en que cumple un año en el poder.

"Los demócratas están mucho más preocupados por los inmigrantes ilegales que por nuestras grandes Fuerzas Armadas o la Seguridad en nuestras peligrosa frontera sur. Ellos podrían fácilmente haber alcanzado un acuerdo, pero decidieron jugar a la política del cierre", escribió Donald Trump en Twitter. 

"¡#NecesitamosMásRepublicanosIn18 para acabar con este caos!", expresó el presidente. "Este es el primer aniversario de mi presidencia y los Demócratas querían dar un bonito regalo", agregó con ironía.

Donald Trump recordó que su partido solo tiene una mayoría de "51 votos" frente a 49 de los demócratas en el Senado, que no aprobó el viernes por la noche los nuevos fondos para financiar la Administración, para lo que eran necesarios 60 votos.

El viernes, el Senado no aprobó el presupuesto necesario para financiar al Gobierno y abocó así al Ejecutivo a un cierre parcial e indefinido de sus actividades que entró en vigor a partir de la pasada medianoche. La propuesta de fondos presentada por los republicanos obtuvo más votos a favor (50) que en contra (48), pero fueron insuficientes para aprobar unos fondos que requerían el apoyo de 60 senadores.

Esta propuesta, que la Cámara Baja sí logró aprobar este jueves, otorgaba financiación al Gobierno hasta el 16 de febrero, dando un plazo de negociación entre demócratas y republicanos para presupuestos definitivos.

No obstante, los demócratas condicionaron su apoyo a las cuentas a que Donald Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800,000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers" ("soñadores"). El estatus legal con el que el Barack Obama dotó a estos jóvenes expira el próximo 5 de marzo, fecha a partir de la cual podrían ser deportados.

Aunque Trump se involucró personalmente en las negociaciones con los demócratas para lograr los fondos necesarios para mantener su Gobierno en funcionamiento, estos no cedieron. Este proceso de diálogo llevó a que el republicano cancele su viaje a Mar-a-Lago, su lujoso club de Florida en el que tenía planeado celebrar su primer año como presidente. 

TAGS RELACIONADOS