Niños buscan señal en la cima de una colina para asistir a sus clases virtuales durante la pandemia, cerca de su casa en la comunidad de Conaviri, distrito de Manazo, cerca del lago Titicaca y la frontera con Bolivia. (Foto: Carlos Mamani / AFP)
Niños buscan señal en la cima de una colina para asistir a sus clases virtuales durante la pandemia, cerca de su casa en la comunidad de Conaviri, distrito de Manazo, cerca del lago Titicaca y la frontera con Bolivia. (Foto: Carlos Mamani / AFP)

Un informe de(Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) evidenció que los colegios de fueron los más afectados por la pandemia, debido a los cierres de las instituciones. Asimismo, se demuestra que casi el 60% de los niños perdieron el año lectivoy dos tercios de los países que cerraron definitivamente los colegios son parte de la región.

El director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, explico en una entrevista a la BBC que, “los niños en América Latina y el Caribe han estado fuera del aula más tiempo que cualquier otro niño en el mundo”, por ello han sido los más afectados a nivel mundial debido a la pandemia del COVID-19.

Las escuelas, añade el estudio, solo estuvieron abiertas durante seis días en promedio entre marzo de 2020 y febrero de 2021. A nivel mundial esa cifra es de 37 días. “(Allí) La pérdida será más desastrosa y de mayor alcance que en cualquier otra región para los niños, los padres y la sociedad en general”, agregó Gough de la UNICEF.

MIRA: COVID-19 cobró la vida de un joven chimbotano de 20 años en Áncash

Desigualdad

Muchas instituciones educativas en América Latina cerraron por decisión de sus gobiernos para frenar la ola de contagios entre los niños y los más jóvenes. Sin embargo, la región no se encontraba preparada para una educación a distancia y millones de niños sufrieron las consecuencias, al verse afectados por falta de acceso a clases.

En un continente con altas tasas de desigualdad, la pandemia por coronavirus no hizo sino exacerbar las brechas, especialmente en el acceso a educación virtual.

Mientras que las tres cuartas partes de estudiantes de las escuelas privadas pueden acceder a la educación a distancia, solo la mitad de los que asisten a las escuelas públicas tiene la opción de acceder a esta misma educación”, señala el documento.

También se puso en evidencia la poca infraestructura de los colegios para poder recibir a los niños considerando los protocolos necesarios para protegerlos del coronavirus.

En un continente con altas tasas de desigualdad, la pandemia por coronavirus no hizo sino exacerbar las brechas, especialmente en el acceso a educación virtual. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
En un continente con altas tasas de desigualdad, la pandemia por coronavirus no hizo sino exacerbar las brechas, especialmente en el acceso a educación virtual. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)

Los protocolos de bioseguridad establecían lavarse las manos con agua y jabón. Y muchas escuelas en América Latina no tenían ninguna de las dos cosas”, le dice a BBC Mundo Ruth Custode, especialista de educación en emergencia de UNICEF.

Para Custode, la prioridad en la educación ha sido dejada de lado, pues antes de abrir colegios, los gobiernos autorizaron que cines, restaurantes y centros comerciales pudieran continuar con sus actividades mientras tanto, “uno nota que no se prioriza la educación: cada vez más los presupuestos, en vez de aumentar, se reducen”, señaló.

De acuerdo a datos de UNICEF, 95% de los países de la región reporta haber creado una plataforma en línea para apoyar la educación. En tanto, el 77% y 64% reportan haber recurrido a programas de TV y de radio, respectivamente, y un 55% ha recurrido al envío de material vía SMS o tecnología celular, cifra similar a los que han distribuido materiales impresos.

Consecuencias

El cierre de las escuelas en América Latina, donde se estima que al menos 150 millones de niños se encuentran en edad escolar, podría repercutir negativamente en las generaciones futuras, pues la deserción escolar, tiene además otras implicancias sociales, afirman especialistas de UNICEF.

Los niños ya perdieron un año. Y si no se hace algo inmediatamente, también van a perder un segundo año”, señala Custode.

De acuerdo al informe, los niños más vulnerables se encuentran en las zonas urbanas y aquellos en localidades remotas están en riesgo inminente de no retornar nunca más a clases.

De acuerdo a Unicef, el año pasado sus expertos entregaron dos guías, una a los ministerios de Educación de los países y otro para los directores de los colegios de la región, con un protocolo para el acondicionamiento de las aulas. (Foto: Archivo)
De acuerdo a Unicef, el año pasado sus expertos entregaron dos guías, una a los ministerios de Educación de los países y otro para los directores de los colegios de la región, con un protocolo para el acondicionamiento de las aulas. (Foto: Archivo)

Vamos a tener tres millones de niños que no van a regresar a la educación formal. Los hijos de migrantes, los niños indígenas y los de zonas rurales van a ser los más afectados. Los niños en zonas rurales que no pueden acceder a la educación quedan muy vulnerables a ciertas amenazas para su desarrollo, como la explotación infantil”, añade el especialista.

De acuerdo a UNICEF, el año pasado sus expertos entregaron dos guías, una a los ministerios de Educación de los países y otro para los directores de los colegios de la región, con un protocolo para el acondicionamiento de las aulas una vez se inicie la fase de salida de los confinamientos y la tan ansiada vuelta a clase.

Custode, señala que alguno países ya han retomado sus clases es el caso de Colombia con su modelo de alternancia y Ecuador con la apertura de los colegios rurales. Asimismo, en Argentina, Chile y Uruguay ya se iniciaron las clases en gran parte de sus territorios.

Sin embargo, a la fecha aún varios países han retrasado la apertura de los colegios hasta que no se pueda garantizar la seguridad de los niños y jóvenes que asisten a los colegios.

Por otro lado, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanon Gebreyesus, señaló que no habrá “cero riesgo” de contagio del virus dentro de las instituciones educativas.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR