(AP/Reuters)
(AP/Reuters)

Ecuador analiza las posibilidades de acudir ante o la Corte Penal Internacional () de La Haya como opciones jurídicas para enfrentar el caso de ante el Reino Unido y Suecia, aunque Quito aspira a que se resuelva antes a través del diálogo.

Así lo manifestó hoy el presidente ecuatoriano ante periodistas extranjeros en la ciudad de Guayaquil, para explicar y defender la "el derecho soberano de su país de otorgar asilo al fundador de WikiLeaks".

"Estamos estudiando las distintas estrategias jurídicas, pero quisiéramos que esto se resuelva por el diálogo", destacó Correa.

Correa argumentó que en el campo diplomático ya se obtuvo importantes apoyos a la posición de su país, como los de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América () y la Unión de Naciones Suramericana (), entre otros.

Por tanto, explicó que evalúan qué dispositivos existen si es necesaria una batalla legal. "Los dos más importantes son la mencionada Corte de la Haya y el Consejo de Seguridad de la ONU", alegó.

Precisó que Assange solo saldrá de la embajada ecuatoriana en Londres si suceden estos tres casos: si el Reino Unido le otorga el salvoconducto, si Assange renuncia al asilo o si Ecuador retira la protección sobre Assange, "lo cual solo ocurriría únicamente si cambian las circunstancias que motivaron el asilo".

Reiteró que aunque ve en el diálogo un mecanismo de solución de la controversia, no puede olvidarse "la gravísima ofensa" de las autoridades británicas por "amenazar a Ecuador con violar la sede diplomática para arrestar al señor Assange".

"Pese a esa impertinencia, a esa grosera e inaceptable amenaza, seguimos abiertos al diálogo. Por supuesto esperaríamos, ni siquiera una disculpa, no pedimos eso, pero que Gran Bretaña se retracte del gravísimo error cometido", añadió.