Quiere asegurarse la reelección. (AP)
Quiere asegurarse la reelección. (AP)

Legisladores de aprobaron anoche un aumento de impuestos a la banca para financiar la entrega de dinero a los pobres, una medida que consolidaría las opciones del presidente de ganar la reelección, pero que los bancos han descrito como una confiscación.

"Verán que seguirán ganando, un poco menos, pero seguirán ganando y gracias a las políticas que ha impulsado este Gobierno", dijo Correa después de la aprobación de la ley.

Sus opositores criticaron la medida como un golpe contra el exbanquero Guillermo Lasso, quien lanzó su campaña a la presidencia y es el contendor más popular. "Tomó una decisión visceral para desquitarse en términos personales con quien se le adelantó y se acordó de los pobres", dijo al diario ecuatoriano Expreso.

La medida financiaría un aumento del estipendio mensual que se paga a cerca de 2 millones de ciudadanos de bajos ingresos, incluidos ancianos y madres solteras, a US$50 desde los actuales US$35.

El Gobierno recaudaría cerca de US$165 millones a través de varias alzas de impuestos, incluido un nuevo tributo de un 3% a los ingresos de los bancos y la eliminación de beneficios tributarios, por lo que los bancos deberán pagar un 23% de impuesto a las ganancias en lugar del 13%.

La ley entrará en vigor una vez que aparezca en el diario oficial, pero aún se desconoce su fecha de publicación.

MULTADOSLa Superintendencia de Bancos de Ecuador multó a cuatro entidades crediticias por haber enviado cartas a sus clientes advirtiendo sobre posibles efectos negativos de la mencionada ley aprobada ayer.

La sanción recayó sobre ocho ejecutivos, quienes deberán pagar cada uno US$7,887, según un comunicado, que asegura que los descargos presentados "no justificaron la acción tomada".

Según el ente de control, las comunicaciones remitidas a los usuarios tienden a enviar "mensajes confusos que pueden generar reacciones o interpretaciones adversas con consecuencias irreparables, en detrimento del interés público".