La noche del 31 de enero, los amantes de la astronomía pudieron disfrutar de la segunda del 2018, después de la primera que tuvo lugar la noche del 1 al 2 de enero.

Pero este no ha sido el único acontecimiento que hemos podido observar esa noche, ya que coincidieron en el cielo una luna azul, una luna de sangre, un eclipse lunar y una superluna, algo no veíamos desde hace 150 años.

La superluna se produce cuando nuestro satélite se encuentra en su perigeo, el punto más cercano a la Tierra dentro de su órbita, la cual es elíptica y un lado (conocido como apogeo) está unos 50.000 kilómetros más alejado de la Tierra que el otro (perigeo).

A simple vista, la luna —que está más cerca— aparece entre un 10% y un 15% más grande de lo habitual y con un 14% más brillante que de costumbre. La superluna ocurre cuando el momento de máximo acercamiento es, además, el momento en el que hay luna llena.

Al ser la segunda superluna del mes, recibe el nombre de luna azul, denominación nada tiene que ver con su color, y el tono rojizo que ha podido tener ha sido gracias al eclipse.

En total, durante la hora y 15 minutos que duró el evento, numerosos fotógrafos captaron imágenes increíbles de la superluna y del eclipse. En la siguiente galería te mostramos las mejores imágenes.

TAGS RELACIONADOS