La presidenta de , Ellen Johnson-Sirleaf, declaró el toque de queda en el país desde las 9 pm. de hoy hasta las 6 am. del jueves, para combatir en el país más afectado por el virus, donde murieron 466 personas desde que surgió el brote en marzo.

En otra de las medidas adoptadas, la mandataria ordenó el cierre de todos los centros de ocio, incluidos los videoclubs, desde las 6 pm.

Además, las autoridades pusieron en cuarentena los populosos barrios de West Point, en la capital, Monrovia, y Dolo Town, situado en el condado de Margibi, a una hora de la capital. "Esto significa que no habrá entradas ni salidas de estas áreas", dijo Johnson-Sirleaf.

Fuerzas de seguridad bloquearon la zona temprano con mesas, sillas y alambre de púa. Los residentes que trataban de salir empezaron a protestar ante medida tomada por el Gobierno.

Según la líder liberiana, quien pidió colaboración a los ciudadanos, las medidas *"buscan salvar vidas y permitirán que el Gobierno haga esfuerzos" para combatir el con más efectividad y rapidez.