Mientras el candidato republicano se gana el rechazo público del mundo del espectáculo, otros lo apoyan en secreto.

Se hacen llamar 'Friend of Abe' —en un guiño al primer presidente republicano Abraham Lincoln, al que se conoce con el apodo de 'Abe'—, un grupo semiclandestino formado por miembros de la industria de de ideología conservadora, según .

Son 2,300 miembros de entre los que se han hecho públicos algunos nombres como el del actor y director , Gary Sinise, John Voight –padre de Angelina Jolie– y Kelsey Grammer. Todos comparten el ideario conservador y temen que eso pueda dañar sus carreras.

"Es bien sabido que la cultura de Hollywood se decanta hacia la izquierda, lo que no significa que todos los que trabajan en la industria sean de izquierda. Proporcionamos un espacio para que un grupo de gente que se siente excluido de la cultura dominante, pueda expresarse", señaló Jeremy Boreing, director ejecutivo de FOA, a través de un correo electrónico.

Breing agregó que "la industria puede ser hostil con aquellos que no están de acuerdo con los valores dominantes". Ted Johnson, editor de la revista Variety, señala que no le sorprende el secretismo que rodea a FOA ya que "es bien sabido que en Hollywood los demócratas son mayoría. Tan sólo hay que ver la lista de donaciones que se realizan a candidatos demócratas".

Según el presidente de FOA, "Hollywood es una industria en la que nuestra voz es minoritaria y en la que una mayoría es muy abierta sobre sus valores".

Por eso, celebran eventos a puertas cerradas y sin asistencia de la prensa, pero con presencia de políticos republicanos como Marco Rubio, Ted Cruz, Paul Ryan, John Boehner o Dick Cheney. Para ellos, es una manera de darse a conocer y conseguir apoyo en Hollywood.

Para lograr ser miembro de FOA, los aspirantes deben demostrar su vinculación laboral industria del entretenimiento y sus credenciales conservadoras.

En 2014, el gobierno estadounidense otorgó a este grupo en estatus de organización sin ánimo de lucro, lo que le da atractivas exenciones fiscales y no permite que apoye abiertamente a candidatos o haga donaciones a políticos.