Cabello actuaría como bisagra. (Reuters)
Cabello actuaría como bisagra. (Reuters)

La Asamblea Nacional de reelegiría mañana sábado como su presidente a , un aliado estratégico de , lo que lo perfila como el encargado de guiar al país si el mandatario no se recupera de su más reciente cirugía por el cáncer que padece.

La Constitución del país petrolero establece que el jefe del Poder Legislativo debe tomar las riendas de la República y convocar a elecciones ante la incapacidad del presidente electo para asumir el 10 de enero, un escenario que cobra fuerza a medida que se aproxima la fecha y Chávez no logra recuperarse.

Chávez sufrió complicaciones tras la cuarta cirugía a la que se sometió en Cuba el 11 de diciembre, una hemorragia y una infección que causó una .

Cabello, el aliado militar de Chávez con mayor perfil en el Gobierno, ha presidido la Asamblea desde principios del 2011. Eso le ha permitido reforzar el poder y liderazgo que ya tenía tras más de una década de ejercer diversos cargos públicos, incluyendo el de vicepresidente y otros de elección popular.

Fuentes parlamentarias dijeron a la agencia Reuters que el escenario más probable es que Cabello, quien estuvo al lado de Chávez cuando anunció la recurrencia de su enfermedad el mes pasado, repita en el cargo, asegurando una transición sin mayores sorpresas hacia unos eventuales nuevos comicios.

"Cabello está moviendo sus piezas para que tanto la presidencia como las dos vicepresidencias queden en sus manos y las de sus aliados", dijo una fuente de la Asamblea Nacional, que prefirió el anonimato por no estar autorizada para declarar.

Cabello, un militar de 49 años que ha acumulado un amplio poder económico personal, ha acompañado al Presidente desde la intentona golpista que encabezó contra el ex mandatario Carlos Andrés Pérez en 1992.

Si Chávez, que lleva 18 meses luchando contra una enfermedad de la que se desconocen detalles, se enfrenta a una larga convalecencia, Cabello actuaría como bisagra entre su administración de 14 años y un posible nuevo gobierno.

Antes de viajar a Cuba para ser intervenido en diciembre, Chávez anticipó que si quedara imposibilitado para llevar las riendas de la "revolución socialista", sus seguidores deberían votar por el vicepresidente .

Cabello ha respaldado a Maduro durante la ausencia de Chávez, a quien dijo que ha visitado frecuentemente en , dando señales de que el Gobierno a cargo puede trabajar unido para seguir las directrices que dejó el gobernante.