Dilma Rousseff acudió al Senado para presentar sus alegatos de defensa. (AFP)
Dilma Rousseff acudió al Senado para presentar sus alegatos de defensa. (AFP)

La suspendida presidenta de , , presentó este lunes sus alegatos de defensa en el juicio político que podría conllevar a su destitución.

En su discurso, que se extendió por más de 40 minutos, Dilma Rousseff habló de cobardía, deslealtad, injusticia y honestidad. Además, afirmó que "el Senado está a un paso de concretar un verdadero golpe de Estado".

En sus alegatos, que duraron 45 minutos, Dilma Rousseff insistió en su inocencia y aseguró que, en el ejercicio de su mandato, cumplió con rigor con el "compromiso de defender la Constitución y las leyes".

También descalificó los cargos que la acusan de haber incurrido en maniobras ilegales para "maquillar" los presupuestos y reiteró que fue "acusada injusta y arbitrariamente" para darle viabilidad a "un golpe" promovido por la "élite política y económica".

La mandataria —quien fue suspendida del cargo desde mayo pasado— hizo un repaso de su vida política que empezó cuando se unió al Comando de Liberación Nacional, grupo que se alzó en armas contra el régimen militar de Humberto de Alencar Castelo Branco y que la llevó a la cárcel.

"Hoy no hay prisión ilegal, no hay tortura, mis jueces llegaron aquí por el mismo voto popular que me llevó a la presidencia y les tengo el mayor respeto por eso, pero los sigo mirando con la cabeza erguida y sufro de nuevo con el sentimiento de injusticia y el recelo de la que democracia sea traicionada", manifestó.

Dilma Rousseff también culpó al "machismo" que —según ella— "guía" el juicio político y criticó al gobierno interino de Michel Temer por no contar con "mujeres ni negros" en su equipo lo cual refleja "el profundo desprecio de la élite económica y política que pretende tomar el Gobierno".

"Voten contra el impeachment, voten a favor de la democracia". Con esta frase concluyó su discurso que puedes ver en el siguiente video:

Proceso continúa

Tras su discurso, se inició la ronda de preguntas a Dilma Rousseff a cargo de senadores de la oposición y aliados quienes tendrán cinco minutos de intervención cada uno. Ella asistió acompañada de su antecesor, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).

Una vez concluido el interrogatorio, el pleno del Senado —compuesto por 81 miembros de la Cámara Alta— votará para decidir sobre la destitución de Dilma Rousseff.

En caso ello ocurra, el presidente interino Michel Temer asumirá la presidencia hasta el fin del mandato por el que fue elegida Dilma Rousseff, es decir, hasta el 1 de enero de 2019.

Para ello, se requieren dos tercios de los votos (es decir, 54) a favor de la medida. De acuerdo al gobierno interino de Michel Temer aseguran contar, al menos, 61 votos que asegurarán la condena.

TAGS RELACIONADOS