(Reuters)
(Reuters)

El Gobierno de y las retomarán sus conversaciones de paz mañana en La Habana con nuevas tensiones, tras un receso de cinco días en que las autoridades aumentaron la presión sobre los subversivos con declaraciones y acciones militares.

La delegación de las FARC, que encabeza su número dos , dijo hoy que el gobierno de ha mostrado "incongruencia política", al rechazar sumarse al de dos meses declarado por los terroristas al comenzar el diálogo, el 19 de noviembre.

"El Gobierno da muestras de incongruencia política y su respuesta al gesto de las FARC es bélica", declaró Andrés París, uno de los negociadores de las FARC, en una entrevista con la agencia cubana Prensa Latina.

París afirmó que las columnas de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, comunistas) han cumplido con , aunque admitió que hubo "pequeños incidentes sin ninguna importancia".

Expresó que los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja () "están monitoreando en todo el país a través de sus estructuras la disposición unilateral de las FARC y nos daban la certeza de que estamos cumpliendo".

París también saludó la disposición del Ejército de Liberación Nacional () de . "Saludamos el pronunciamiento del comandante Gabino (Nicolás Rodríguez) del ELN, que expresa nuevamente la disposición de participar en un proceso junto a nosotros", dijo.