(Reuters)
(Reuters)

El número de "contactos sexuales no deseados" estimados en las Fuerzas Armadas se elevó de 19,100 en 2010 a 26,000 en 2012, en torno a un 30%, según un informe bianual del divulgado hoy y basado en encuestas anónimas.

El documento refiere que cada día se producen alrededor de 70 agresiones sexuales en el seno de las FFAA de EEUU.

La cifra, no obstante, es mucho menor que la de los casos reportados que según otro informe anual, también del Departamento de Defensa, pasó de 3,192 en 2011 a 3,374 en 2012, lo que pone de relieve el amplio número de los que no son formalmente investigados.

"Las agresiones sexuales son un problema persistente y hay mucho más que hacer", indica el reporte del Pentágono.

Estos datos salen a luz un día después de que se conociera el arresto del oficial de las Fuerzas Aéreas encargado de dirigir la Unidad de Respuesta y Prevención de Agresiones Sexuales en el cuerpo militar, el teniente coronel Jeffrey Krusinski por intento de agresión sexual en Arlingon (Virginia).

Al respecto, el presidente afirmó que no tolerará actos de violencia sexual.

"Esto no es aceptable", subrayó el mandatario de EEUU en una conferencia de prensa en la Casa Blanca para acotar que "tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro poder para erradicar" este tipo de comportamiento.

"Si nos enteramos de que alguien ha incurrido en esos hechos, tendrá que rendir cuentas, será procesado, despojado de sus cargos, llevado ante una corte marcial, expulsado y dado de baja de forma deshonrosa", dijo Obama.

"Las agresiones sexuales son repugnantes. Son crímenes. Aquéllos que los cometen dentro de nuestro Ejército, traicionan el uniforme que portan", agregó el presidente, visiblemente enojado.