Hoy se celebra en todo el mundo el , una iniciativa que busca reconocer los derechos de las niñas y los problemas extraordinarios a los que se enfrentan.

La iniciativa fue de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que el año 2011 resolvió que todos los 11 de octubre se recordará la importancia de garantizar que las niñas se conviertan en futuras líderes.

La fecha busca promover la igualdad de género desde la niñez y evidenciar que desde muy pequeñas, las mujeres están expuestas a desventajas y discriminación.

De acuerdo con la ONU, hay 1,1 mil millones de niñas en el mundo que desafían el status quo y que luchan para eliminar prejuicios y hacer respetar sus derechos.

"Si se les apoya tendrán el potencial para cambiar el mundo, tanto como las niñas que son hoy, como las trabajadoras, madres, empresarias, tutoras, jefas de familia y líderes políticos que serán mañana", asegura la organización.

Retos a nivel mundial

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, las niñas tienen mayor dificultad que los niños para acceder a educación de calidad.

En algunos países, son relegadas a permanecer en los hogares y cuidar de sus hermanos, y ni siquiera logran concluir la primaria, viendo así truncadas sus oportunidades como profesionales. 

(ONU)
(ONU)

La organización también resalta las altas tasas de matrimonio infantil que todavía se mantienen en el planeta y la problemática que representa la violación sexual, con millones de casos de embarazo adolescente.