Taller del acusado. (Internet)
Taller del acusado. (Internet)

Un ciudadano taiwanés fue detenido hoy en en posesión de seis cuerpos de bebés que pretendía vender por para emplearlos en rituales de brujería. Estos se encontraban previamente asados y pintados de color dorado, informó el diario Bangkok Post.

La Policía hizo el macabro hallazgo cuando inspeccionó la maleta de viaje que el taiwanés Chou Hong Hun, de 28 años, tenía consigo en la habitación del hotel de un barrio chino de Bangkok en la que fue detenio gracias a un informante.

Los cuerpos de las pequeñas víctimas fueron asados y recubiertos con pan de oro para darles el aspecto de un Kuman Thong (Niño dorado), considerado por los chinos y tailandeses un símbolo que atrae la buena suerte.

Un portavoz de la policía detalló que el detenido adquirió los cadáveres por US$6,600 por encargo de una persona, aún no identificada, para venderlos por Internet en .