Gobernó entre 2001 y 2010. Está internada por una dolencia ósea. (AP)
Gobernó entre 2001 y 2010. Está internada por una dolencia ósea. (AP)

La expresidenta filipina fue arrestada hoy por fraude electoral, lo que conlleva una sentencia de cadena perpetua, en un hospital de , impidiéndole su salida del país para buscar tratamiento médico.

El presidente y su Gobierno han acusado desde hace tiempo a Arroyo de corrupción durante sus dos mandatos, entre 2001 y 2010, aunque hasta este viernes las autoridades no la habían acusado formalmente.

"Ahora está bajo nuestra custodia", dijo el superintendente Franklin Bucayu, responsable del distrito de Policía Sur, en una rueda de prensa a las puertas del hospital St. Luke.

"La orden de arresto se ha cumplido. Intentamos leerle sus derechos pero sus abogados lo impidieron por su estado. Nos sonrió, lo estaba esperando", añadió. Arroyo niega los cargos.

Arroyo, de 64 años, está hospitalizada desde el último martes por una dolencia ósea, tras un intento por abandonar el país. El Gobierno ha impedido su salida porque cree que está evitando un posible proceso judicial.