(AP)
(AP)

Gran Bretaña desplegará 1,200 soldados más para ayudar en la seguridad de los Juegos Olímpicos de Londres que empiezan esta semana, dijo hoy el ministro Jeremy Hunt, secretario de Estado para el deporte, como parte de ajustes realizados ante la falla de una empresa privada en el reclutamiento de guardias.

Hunt anunció que un comité presidido por el primer ministro británico, David Cameron, había tomado la decisión de desplegar las tropas, que se unirán a sus 3,500 colegas uniformados que ya estaban custodiando las sedes olímpicas.

"En víspera del evento más importante en tiempos de paz que hemos llevado a cabo en este país, los ministros son claros respecto a que no quieren dejar ninguna posibilidad (al azar)", declaró Hunt.

Las tropas fueron destinadas a las sedes olímpicas luego de que el contratista privado G4S dijo a solo dos semanas del inicio de los Juegos que no podría brindar la cantidad de guardias que se esperaba, causando un alboroto y avergonzando a las autoridades.

G4S dijo poco después del comunicado de Hunt que tenía cerca de 5,800 empleados distribuidos en las sedes olímpicas y que se estaba esforzando por alcanzar su compromiso de la semana pasada con organizadores de los Juegos de 7,000 guardias.