(AFP)
(AFP)

La anunció hoy que sometió al análisis forense la fotografía de ganadora del primer premio de su última edición, para "confirmar la integridad" de las imágenes y que los expertos descartaron que sea un montaje.

"Tras las recientes discusiones y especulación en los medios de comunicación sobre el fotógrafo Paul Hansen, seleccionado ganador del World Press Photo de 2012, decidimos someter las imágenes a un análisis forense", señaló la organización con sede en Ámsterdam, mediante un comunicado.

"(Hansen) ha descrito con anterioridad en detalle cómo y World Press Photo no tiene ninguna razón para cuestionar su explicación", agregó.

Añadió que el fotoperiodista ha colaborado plenamente en la investigación lanzada con expertos independientes, quienes no han hallado manipulación de la imagen.

"Hemos revisado la imagen RAW, tal como nos la entregó , y su publicación en formato JPEG. Está claro que la foto publicada se retocó respecto al color y tono global y local", señalaron los expertos según la organización.

Asimismo afirmaron que "más allá de eso no encontramos evidencias de que haya habido una manipulación de la imagen o de un montaje. Es más, los análisis que dicen que se manipuló la foto son profundamente erróneos".

"Al comparar el archivo RAW con la versión ganadora veo que ha habido trabajo de post-producción, en el sentido de que algunas áreas son más claras y otras más oscuras. Pero mirando las posiciones de cada pixel, todos ellos están en el mismo lugar en el formato) JPEG y en el RAW file", dijo el experto y profesor Hany Farid.

"Descarto cualquier cuestión en torno a que sea una imagen montada", afirmó Farid, que es profesor de Ciencias Informáticas de la y cofundador de Fourandsix Technologies.

La fotografía de Hansen, del periódico sueco Dagens Nyheter, muestra a un grupo de hombres desolados por la muerte de dos pequeños y su padre, cuyos cadáveres son llevados a hombros de camino a una mezquita para celebrar el entierro en una zona de Gaza.