Los desalojados llamaron a concentrarse nuevamente en la Puerta del Sol. (Reuters)
Los desalojados llamaron a concentrarse nuevamente en la Puerta del Sol. (Reuters)

La Policía española puso hoy fin a la ocupación del Hotel Madrid, tomado desde hace semanas por el llamado movimiento en el centro de la ciudad, así como de un teatro situado en sus proximidades.

En las primeras horas del lunes, unos 200 agentes antidisturbios echaron abajo con mazas y palancas las puertas del hotel y desalojaron a 93 "indignados", así como a otros diez de las viviendas situadas en las plantas superiores del Teatro Albéniz. Un funcionario indicó que a todos ellos se les imputa el delito de usurpación de bienes inmuebles.

Durante la operación, que discurrió sin mayores incidentes, se detuvo a diez personas, entre ellas nueve extranjeros en situación irregular, así como al propietario de ocho plantas de marihuana halladas en el interior del teatro, al que se acusa del delito contra la salud pública.

El Hotel Madrid estaba cerrado cuando algunos miembros del 15-M pasaron a ocuparlo el pasado 15 de octubre, durante una jornada mundial de protesta contra el poder de los mercados financieros. Desde entonces, los "indignados" anunciaron que acogerían en el inmueble a familias desahuciadas por el impago de sus hipotecas.

El Teatro Albéniz fue tomado pocos días después, pero el 15-M niega tener relación con las personas que fueron desalojadas hoy. El local sufrió un pequeño incendio a finales del mes pasado, pero sus ocupantes volvieron una vez apagadas las llamas.

Los "indignados" desalojados del Hotel Madrid llamaron a concentrarse esta noche en señal de protesta en la Puerta del Sol, céntrica plaza que en mayo y junio había albergado un campamento de protesta organizado por el 15-M.