(Reuters)
(Reuters)

La ley que prohibía a las mujeres parisinas usar pantalón fue formalmente derogada hoy en , más de dos siglos después de su entrada en vigor.

La legislación aprobada el 7 de noviembre de 1800, solo unos años después de la , especificaba que las mujeres que desearan vestir como hombres tenían que pedir permiso a la Policía para hacerlo.

A comienzos del siglo XX, se aprobó una enmienda que permitía a las mujeres usarlos, pero solo mientras iban en bicicleta o montaban a caballo.

Aunque llevaba décadas sin ser efectiva, la ministra de derechos de la Mujer, Najat Belkacem-Vallaud, acabó con la prohibición diciendo que era incompatible con los valores franceses modernos.

La legislación había provocado hace unos meses airados comentarios del senador Alain Houpert, que llamó la atención al Ministerio sobre el texto, y pidió su anulación.

¿Cómo puede "aún estar en vigor" una ley que estipula que "toda mujer que quiera vestirse como un hombre debe presentarse a la Prefectura de Policía para obtener la autorización" especial?, se indignó el senador.

Según esa ley, las mujeres vestidas con pantalones en público p*odían ser arrestadas* por la Policía francesa.