La reina Isabel II del Reino Unido es una fanática de las carreras de caballos. (Foto: AFP)
La reina Isabel II del Reino Unido es una fanática de las carreras de caballos. (Foto: AFP)

tiene varios pasatiempos que mantiene desde su niñez. Uno que pocos conocen de la monarca de 95 años es su gusto por los caballos. Esta semana se ha conocido que la soberana de 95 años lee cada mañana el diario especializado “Racing Post” para identificar a los sementales con más potencial a fin de mejorar sus propios establos reales. Pero, ¿De dónde le surge a Isabel II esta pasión por la hípica?

TRIVIA | Príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge: ¿Cuánto sabes de la pareja real?

Durante la pandemia, Isabel II del Reino Unido salió muy pocas veces de Buckingham y realizó su trabajo como cualquiera: de forma remota. Precisamente, una de sus pocas apariciones públicas después de instauradas las restricciones por la cuarentena del COVID-19 se dio cuando la casa real británica compartió una publicación de la reina Isabel II a lomos de su poni de raza Fell llamado Fern.

El director de los establos reales, John Warren, aseguró a la BBC Radio 4, que la reina siguió por televisión la inauguración de las famosas carreras de caballos de Royal Ascot el último fin de semana, donde compiten varios ejemplares suyos, con la posibilidad de que asista en persona a final de semana.

Warren contó que todo lo relacionado con el mundo de la hípica causa a la monarca una gran “fascinación” y le ofrece “un amplio escapismo” de todo lo que ha de afrontar en su rutina, que últimamente se ha visto sacudida por la muerte de su esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo, y enfrentamientos en la familia real británica.

En mayor de 2020, la reina Isabel II del Reino Unido se mostró montando uno de sus ponis en Windsor. (Foto: @theroyalfamily / Instagram)
En mayor de 2020, la reina Isabel II del Reino Unido se mostró montando uno de sus ponis en Windsor. (Foto: @theroyalfamily / Instagram)

Los favoritos de Isabel II

La revista británica Horse & Hound consiguió hace un tiempo una confesión de Isabel en la que se sincera sobre cuáles han sido los caballos que más ha querido. En la lista aparecen algunos muy cercanos a la monarca, como el último caballo en el que se subió, Sanction, antes de decidir que su edad ya solo le permitía montar en ponis ya que son más seguros debido a su altura y lentitud.

Otro de sus favoritos se llama Burmese, un obsequio de la Policía Montada Real de Canadá en 1969, con el que desfiló en el Trooping the Colour durante 18 años, hasta que en 1986 decidió empezar a hacerlo desde un carruaje. El caballo con el que su hija la princesa Ana ganó el campeonato European Eventing celebrado en Burghley en el 71, Doublet, también se mete en la lista de los más queridos.

Entre los caballos de carreras a los que más aprecia la reina resalta el que sea el más especial para ella. Se llama Aureole y fue el primer caballo que heredó de su padre, el rey Jorge VI, quien lo crio personalmente. Además, la soberana del Reino Unido también gusta mucho de la compañía de otros cuatro caballos de carreras: sus nombres son Highclere, Doutelle, Phantom Gold y Estimate.

Isabel II del Reino Unido sigue de cerca el mundo de la hípica. (Foto: AFP)
Isabel II del Reino Unido sigue de cerca el mundo de la hípica. (Foto: AFP)