Tres personas murieron y otras seis resultaron heridas al derrumbarse un viejo edificio de tres pisos la noche del martes en , informó hoy la cadena estatal Radio Reloj.

De los seis heridos, cuatro permanecían hospitalizados, dijo la televisión, que no dio más precisiones sobre la cantidad de personas que habitaban en el inmueble, ni sobre las causas del desplome.

Tras la caída del edificio, ubicado en la esquina de las calles Infanta y Salud, acudieron al lugar socorristas, bomberos, personal médico y autoridades de los municipios Centro Habana y Plaza de la Revolución, en cuyos límites estaba enclavado.

La zona donde ocurrió el derrumbe, el popular barrio de Centro Habana, tiene edificios viejos y algunos son considerados como inhabitables, aunque las familias se niegan a dejarlos. Los derrumbes ocurren con cierta frecuencia en la capital cubana.

El tema de la vivienda es uno de los mayores problemas en la isla, que actualmente busca reactivar el sector de la construcción subsidiando las reparaciones de las casas y abriendo el mercado inmobiliario, entre otros.

La nación caribeña tiene un déficit habitacional reconocido de unas 600.000 casas, según cifras de 2011, aunque se estima que el número real podría ser mayor.