(USI)
(USI)

Desde el 4 de junio, ampliará el acceso de Internet y ofrecerá un servicio de salas estatales de navegación.

Esta política oficial facilita el acceso "social" a la red, hasta ahora reservada a algunos profesionales, instituciones u hoteles de lujo. Sin embargo, continúa restringido su uso privado y desde los hogares.

Según el diario oficial , unas 118 salas, gestionadas por la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), ofrecerán inicialmente el servicio.

La nueva conexión pública usará un cable submarino de fibra óptica financiado por Venezuela, que llegó a la isla en 2011 y enlaza a Cuba con el país llanero y Jamaica.

Se podrá hacer uso de este servicio a través de tarjetas prepago que se cancelarán con pesos convertibles (divisas), moneda equivalente al dólar y 24 veces más cara que el peso cubano. Los isleños, que ganan unos 19 dólares al mes, pagarán tarifas de conexión que oscilan entre 0,60 y 4,50 dólares.

"En esta etapa de ampliación de los servicios habrá más modalidades y en una etapa futura también podremos llegar hasta los hogares", dijo Tania Velázquez, directora comercial de Etecsa.

Por su parte, el viceministro de Comunicaciones, Wilfredo González, afirmó que el gobierno cubano no tiene como "prioridad inicial" desarrollar el acceso a internet a privados.