(AP)
(AP)

Cuatro soldados murieron tras el enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia () y miembros del Ejército colombiano.

Este incidente se registra un día después de que el Gobierno y las FARC cruzaran duras declaraciones cuestionando el proceso de diálogo, que busca acabar con un conflicto armado de casi 50 años.

Fueron cuatro los soldados que murieron en un enfrentamiento con los subversivos cerca del municipio de Policarpa, en el departamento de Nariño.

Las fuerzas militares también reportaron que las FARC derribaron con una bomba una torre de energía en zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, lo que dejó sin electricidad a la región.

SECUESTRO DE TRABAJADORESLas fuerzas militares informaron que tres trabajadores de una contratista de la petrolera canadiense Gran Tierra fueron secuestrados el miércoles pasado por miembros de las FARC en una zona rural del municipio de Piamonte, en el departamento del Cauca.

Las fuerzas de seguridad interpretaron este hecho como una violación de la promesa que hicieron hace casi un año de suspender los secuestros. Sin embargo, hoy los trabajadores fueron liberados, aunque las FARC no se han atribuido el hecho.