El Costa Allegra arribó a buen puerto tras 3 días a la deriva. (AP)
El Costa Allegra arribó a buen puerto tras 3 días a la deriva. (AP)

Dos empleados de la compañía de navegación revelaron que en los cruceros de la empresa dueña del barco que naufragó en enero frente a la isla italiana de Giglio reinaba un clima de sexo, drogas y alcohol, publicó el diario .

Según indiscreciones de la investigación judicial abierta en Italia, varios trabajadores de la compañía contaron a los fiscales que tanto los oficiales como algunos tripulantes de las embarcaciones solían "estar borrachos".

"Durante las fiestas nos preguntábamos si alguien podría salvar el barco en caso de alguna emergencia", señaló Mery G., quien trabajó en el Costa Concordia.

Una exenfermera, Valentina B, quien estuvo bajo el mando del controvertido comandante en otro crucero, el Costa Atlantica, sostuvo que "la corrupción, la droga y la prostitución" reinaban a bordo. "Vi con mis propios ojos a un oficial aspirar cocaína", aseguró.

DATOS

- Ayer, el Costa Allegra, crucero de la empresa Costa Crociere, llegó al puerto de Victoria, en el archipiélago de las Seychelles, luego de tres días a la deriva.

- En la tripulación hay peruanos que relataron la experiencia vivida.