Fernández de Kirchner en el Comité de Descolonización de la ONU. (Reuters)
Fernández de Kirchner en el Comité de Descolonización de la ONU. (Reuters)

La presidenta argentina Cristina Fernández dijo que sintió vergüenza al ver la en la residencia del primer ministro británico, cuando se cumplen 30 años del fin del conflicto en las islas entre Argentina y Gran Bretaña.

La mandataria hizo estas declaraciones durante su intervención en la reunión celebrada hoy por el Comité de Descolonización de la ONU sobre las Malvinas y que el comité trata anualmente desde 1965.

"Cuando yo veía hoy, en el 10 de Downing Street, ondear la bandera que ellos llaman de la islas Falklands, sentí vergüenza ajena. ¿Sabe porqué? Porque las guerras no se festejan ni se conmemoran", dijo Fernández.

Asimismo, instó al Reino Unido a que negocie la soberanía de las Islas Malvinas, a la vez que rechazó el para que los habitantes del archipiélago se pronuncien sobre su estatus político.

"No queremos más muertos, no queremos más guerras", afirmó la jefa de Estado durante una enérgica defensa de la soberanía argentina sobre las Malvinas al hablar en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

"¿Por qué al referéndum no lo hacen en Afganistán o en Irak?", preguntó la mandataria, que remarcó que Argentina integra misiones militares de paz "en todo el mundo" y no está ni en Afganistán ni en Irak, actualmente invadidos por varias potencias.

"Estoy acá porque en unos meses serán 180 años que fuimos usurpados", dijo en alusión a la invasión de los británicos en las islas Malvinas. A su vez señaló que "viven más ingleses en el continente que en las islas".